Saltar al contenido

Lactancia Materna frente a Lactancia con leche de fórmula ¿Qué es mejor?

Seguro que estás en el gran dilema de si darle o no teta a tu bebé. No sabes porque pero te encuentras en ese momento.

En el vídeo de hoy vamos a hablar de la lactancia materna versus la artificial

¿Cuál es la alimentación artificial?

Antes de nada, aunque ya sé que lo sabes, es explicarte muy brevemente que es la lactancia artificial.

Pues, simplemente, es una alternativa cuando dar el pecho no es posible o bien la madre decide libremente esta opción.

La leche artificial es una leche de vaca modificada que intenta asemejarse lo más posible a la leche humana. Como veremos más adelante.

¿Cuál es la diferencia entre la leche materna y la artificial?

La principal diferencia entre la leche materna y la artificial se basa en la composición.

En algunos aspectos la leche de fórmula es similar a la leche materna:

  • Proporcionan energía;
  • Hidratación y;
  • Nutrientes

Así pues, tu bebé crecerá tome la leche que tome. Esto está claro.

PERO, a pesar de los avances en la formulación y elaboración de la leche en polvo para bebés, no ofrece ni de lejos los beneficios para la salud que sí aporta tu leche materna.

La leche materna ha evolucionado durante millones de años para ser el alimento perfecto para los seres humanos cuando son bebés.

Y aquí quiero hacer un inciso y decirte que la leche humana es mucho más compleja que el resto de los animales. Ha evolucionado muchísimo.

¿De qué está hecha la leche de fórmula para bebés?

La leche artificial se elabora a partir de la leche de vaca desnatada y procesada. Te hablo de la gran mayoría. Actualmente, en el mercado, por el tema de alergias y demás, puedes encontrar también de otros animales, como puede ser de cabra, o, incluso vegetales, como podría ser la leche de soja.

Pues bien, esta leche de vaca está adaptada a las necesidades específicas de los terneros. No es segura para su consumo por parte de los bebés humanos es por esto que debe someterse a un procesamiento intenso para elaborar la leche de fórmula para bebés.

De hecho, a principios de la década de los 80 del siglo pasado, se demostró que la leche de vaca era tóxica para los animales de laboratorio, como los conejos o las ratas. Actualmente, si un compuesto es tóxico en un animal de laboratorio, no se utiliza en estudios de fármacos. Por lo tanto, según los estándares actuales, no sería posible elaborar leche de fórmula.

Cribb VL et al. Contribution of inappropriate complementary foods to the salt intake of 8-month-old infants. Eur J Clin Nutr. 2012;66(1):104.

¿Sabías que el contenido de sal en la leche de vaca se encuentra en niveles prácticamente tóxicos para los bebés?

¿Qué ventajas posee la lactancia materna sobre la lactancia artificial?

Beneficios de la leche materna

Aquí te quiero recordat que dar el pecho no es sólo alimentar al bebé va mucho más allá:

  • Proporciona las cantidades adecuadas de proteínas digestivas, minerales, grasas, carbohidratos, vitaminas y hormonas que los bebés necesitan
  • Tiene una función protectora importante: los anticuerpos que ayudan a evitar que su bebé se enferme
  • No sólo ayuda al bebé, sino que, también, la leche materna tiene muchas ventajas para la madre. [Como puedes ver en este post]
  • Es más económica ya que sólo depende de tu teti
  • Además, te ayudará a descansar mejor, porque aunque se despierte por la noche, es mucho más rápido enchufarle el pecho que preparar un biberón. [Y aquí quiero recordarte la importancia de hacer colecho, te dejo el post donde hablo de sus beneficios]
  • Te permite ahorrar tiempo en general: no tienes que lavar, hervir, desinfectar biberones; tienes la leche lista para servir
  • Y, también, según lo que comas, le darás gusto a tu leche, por lo que le ayudará a tu bebé cuando empiece la alimentación complementaria. Por cierto, aquí te dejo mi curso online de Baby Led-Weaning para que lo pongas en práctica de una manera fácil y tranquila.

Beneficios de la leche de fórmula

  • Permite una mayor flexibilidad y libertad de movimientos a la madre
  • Permite conocer la cantidad exacta de leche que toma el niño
  • La madre no debe adaptar su propia alimentación en función de la lactancia

Como has podido ver una parte de los beneficios de la leche materna en comparación con la leche de fórmula es que es un fluido vivo el cual se adapta a las circunstancias cambiantes de tu bebé. Por eso, si tu bebé se pone enfermo, tu cuerpo produce más glóbulos blancos y anticuerpos que viajan en tu leche y ayudan a luchar contra esas infecciones.

¿Cuántos tipos de leche artificial hay?

Durante el primer año de vida del bebé, su alimento principal y de manera exclusiva debe ser la leche, ya sea materna o artificial.

La composición de la leche artificial está regulada por ley. Por ello, todas las industrias fabrican la leche bajo unos parámetros mínimos. No hay leches mejores que otras, sino gustos familiares por una marca u otra.

A grosso modo puedes encontrar estos diferentes tipos de leche de fórmula:

Leches de fórmula de animales

En la actualidad la EFSA reconoce las Fórmulas Infantiles a base de la leche de dos mamíferos, la leche de vaca y la de cabra ya que cumplen los requerimientos necesarios.

  • Fórmulas a base de leche de Vaca: como te he comentado antes, es la más común por ser la que se produce en mayor cantidad. Para adaptar la leche de vaca como Fórmula Infantil se requiere separar el suero de la leche, procesar las proteínas para hacerlas más digeribles y menos alergénicas; equilibrar otros componentes para adecuar las proporciones a las de la leche materna y cambiar el ácido palmítico en su forma original por otra más digerible.
  • Fórmulas a base de leche de Cabra: por su modo de secreción y su composición es la más parecida a la leche materna. Su proceso de adaptación como Fórmula Infantil es más simple: Se deshidrata para convertirla en leche en polvo y se añaden algunos nutrientes necesarios para garantizar la nutrición adecuada.
Leche Materna
© bebesymas

Mi bebé tiene alergia a la proteína de leche de vaca (APLV) ¿qué leche necesita?

Cuando un bebé que toma lactancia materna padece APLV, la primera opción para alimentarlo es eliminar totalmente de la dieta materna dicha proteína (ya sea de vaca o cabra) para evitar que llegue al bebé a través pecho y, así, poder continuar con la lactancia materna.

Si la madre no quiere o no puede hacer dieta de exclusión (o el bebé no toma leche materna), el siguiente paso es ofrecer leche artificial sin proteínas de leche vaca. Como las que veremos a continuación.

¿Se le puede dar leche de vaca a un bebé?

La leche de vaca que consumimos los adultos no es adecuada para el bebé porque tiene exceso de proteína. Esto puede dañar su riñón y no le aporta las suficientes cantidades de hierro, ácidos grasos, glúcidos y vitaminas C y E.

Leches de fórmula vegetales

En España se comercializan dos tipos de fórmulas adaptadas infantiles elaboradas a partir de proteínas vegetales que son aptas para familias veganas: las fórmulas para lactantes de soja y las fórmulas para lactantes de arroz hidrolizado.

  • La primera es el preparado con proteína de soja. No obstante, esta leche infantil contiene vitamina D3 (colecalciferol) que puede ser de origen animal (en concreto, se obtiene de la lanolina de oveja), por tanto, no es absolutamente vegana. Asimismo, algunos expertos en nutrición infantil objetan que el contenido en fitoestrógenos de la soja y su potencial alergénico no lo convierten en un alimento ideal para un bebé
  • La segunda alternativa es el preparado con hidrolizado de proteína de arroz. Hay expertos que consideran que esta preparación es la más recomendable como alternativa a la leche humana porque es más digestiva y suave que las de vaca y soja. Sin embargo, este producto con hidrolizado de proteína de arroz también contiene vitamina D de origen animal.

Aunque no son 100% vegetales, hoy por hoy son la única alternativa vegana a las fórmulas para lactantes elaboradas con origen animal.

Las llamadas «leches vegetales», ¿son aptas para bebés?

Los licuados que podemos encontrar en el supermercado y dirigidos al público adulto (como la bebida de avena, almendra, soja, por ejemplo) no son aptos para bebés menores de 12 meses. Porque no contienen determinados ácidos grasos esenciales ni vitaminas B12, C y D, ni suficiente cantidad de hierro o proteína. 

A partir de los 12 meses, y evitando la bebida de arroz por su alto contenido en arsénico (no dársela antes de lo 5 años), si que se le pueden ofrecer a los bebés.

Leches de fórmula ecológicas

Los estudios apuntan que la composición no difiere mucho de las leches no ecológicas. Aquí entraría más la decisión familiar por principios, como podría ser, el comercio de proximidad o la agricultura ecológica.

Leches elementales, hidrolizadas, sin lactosa

Todas estas están especialmente diseñadas para no producir alergia. Así que depende de las alergias que tenga tu bebé optarás por unas que por otras.

¿Qué son las leches de crecimiento o tipo 3?

Este tipo de leche de fórmula son un paso intermedio entre las fórmulas de continuación y la leche de vaca

En este punto cabe destacar que a partir del año de vida los bebés ya podrían tomar leche de vaca, la misma que tomamos los adultos. En el caso que estés con lactancia materna no sería necesario.

Por lo que las leches de crecimiento, también llamadas del tipo 3 no son necesarias ni recomendables ya que en su composición se abusa del azúcar y no aportan ningún elemento extra que sea necesario para el crecimiento de los niños.

¿Cuándo recurrir a la leche de fórmula?

Todos los profesionales coinciden en que, siempre que sea posible, la mejor opción es alimentar al bebé mediante lactancia materna.

Sin embargo, existen una serie de situaciones que la hacen muy difícil, y en ocasiones imposible. Las más frecuentes por las que la madre suele optar por la leche de fórmula para alimentar a su bebé son:

El recién nacido tiene un reflejo de succión débil

Esto suele pasar a los bebés prematuros.

Asimismo, en estos casos, yo te recomiendo que saques leche para podérsela dar con las técnicas de «dedo jeringuilla» o la del «vasito». Nunca utilices biberón porque eso puede confundir al recién nacido y echar a perder la lactancia materna.

Además, si no llegaras a sacarte tanta leche como tu bebé necesita, porque no tienes practica a «ordeñarte» tranquila, puedes complementar con leche de fórmula pero utilizando, también, esas técnicas para no interferir en la lactancia materna.

También, podría ser que tu bebé tuviera hipoglucemia neonatal, en este caso te dejo aquí este post donde te explico mi experiencia sobre ello. Se pasa mal…pero pasa.

Por otro lado, si tiene una succión débil, es decir, que no succiona suficiente, se debería de valorar el tema del frenillo lingual. Aquí te dejo más información con el experto y pediatra el Doctor Ruiz.

La lactancia resulta muy dolorosa para la madre

Aquí te quiero decir que la lactancia materna no duele.

Por lo que antes cualquier indicio de dolor te aconsejo a que acudas a tu comadrona, ginecóloga, pediatra o grupo de ayuda de lactancia que te ayudar a ver de donde viene el dolor y así poder solucionarlo para que puedas seguir dándole el pecho.

Un problema muy frecuente son las mastitis, aquí te cuento más sobre ellas.

Distanciamiento entre la madre y bebé

Administración de medicación incompatible con la lactancia materna

Reincorporación al trabajo

En estos casos te vuelvo a recordar las dos opciones que tiene esa tercera persona que se quede con el bebé para darle de comer.

Darle tu propia leche con la técnica de «dedo jeringa» o la técnica del «vasito». No es necesario recurrir a la leche de fórmula ni al biberón.

Aprovecho para dejarte aquí esta serie de vídeos sobre como hacer tu propio banco de leche materna en casa.

Y, por último, la madre no tiene leche para dar el pecho

Por regla general, todas las madres disponen de la cantidad óptima de leche para dar el pecho a sus bebés. Pero sí que es verdad que hay una serie de circunstancia y enfermedades que hacen que no se produzca tanta leche como la que se necesita.

En estos casos, antes de descartar dar el pecho, ves a ver a los profesionales que te ayudarán. A mi, por ejemplo, me fue muy bien la ayuda del grupo de apoyo de Areola.

¿Qué se necesita para la lactancia artificial?

Antes de todo conocer lo que te explicado aquí. Que seas una mami empoderada y sepas que las ventajas y desventajas tiene darle alimentación artificial a tu bebé.

Una vez que sabes esto, necesitas:

  • El componente ESTRELLA = Leche de fórmula, según lo comentado antes.
  • Al menos 2 biberones, de quita y pon. En el mercado tienes de muchos tipos.
  • El tamaño, material y la forma de la tetina: aquí es importante que te fijes en la dimensión de la tetina dependiendo de la edad de tu bebé. Y el material que quieras utilizar silicona o latex.
  • Un esterilizador de biberones.
  • Un set para limpiar los biberones y las tetinas.
  • Cajitas herméticas para transportar la leche en polvo ya racionada cuando salgas de casa.
  • Un cojín de lactancia, para darle las tomas cómodamente a tu bebé.

¿Qué pasa si no se le da pecho a un bebé?

Ya te he dicho antes que tu bebé va a crecer alimentandose a base de teta como de fórmula PERO hay multitud de estudios en los que se demuestra que los bebés que no son alimentados al pecho tienen más riesgo de enfermar (gastroenteritis, asma, meningitis, neumonía, leucemia, muerte súbita del lactante…) y más riesgo de sufrir enfermedades en la vida adulta, como la obesidad, la hipertensión y la diabetes.

Y aquí, quiero destacar que, las madres que no dan el pecho tienen también más riesgo de sufrir enfermedades como el cáncer de mama y ovario, diabetes u osteoporosis; y estudios recientes demuestran incluso que algunas enfermedades como la artritis reumatoide que a mayor duración de la lactancia, menos posibilidad de enfermar»

Ahora bien, llegados a este punto te quiero contar que he conocido a muchas mamis que cuando estaban embarazadas tenían claro desde un buen principio que no querían dar pecho, que ellas preferían el biberón por el motivo que fuera…ellas habían decidido. 

Después he conocido a mamis embarazadas que querían dar el pecho pero que cuando fue el momento de empezar la lactancia materna no pudieron y decidieron no dar el pecho.

Y por último, están las madres que a pesar de las dificultades que puede presentar la lactancia materna están en ello, dando la teta a demanda del bebé de la casa, porque así lo han decidido.

Y aquí acabo diciendo que:

Sea cual sea la razón…sea decisión tuya. 

Sabes que yo soy Asesora en Lactancia y Pro Lactancia, desde que nació el pequenín de la casa ha sido muy difícil todo lo relacionado con la lactancia materna pero allí estuvimos luchando contra viento y marea. Hasta los 28 meses.

Y esto me hizo y me hace sentir bien…por eso te recomiendo que eches un vistazo a los vídeos de esta playlist donde te hablo de todo lo relacionado con la Lactancia Materna, donde te doy consejos y te explico mi experiencia. Porque así se aprende. Entre todas nos ayudamos.

También te puede interesar estos posts de aquí para saber todos los tips para tener una lactancia materna exitosa:

Te invito a que te suscribas a mi canal de youtube Mamá Millennial, me sigas por mi Instagram y/o, si quieres, te suscribas a la Newsletter de “Mamá empoderada” y, así, no perderte nada de nada.